Lo más actualNoticiasTips

Ten cuidado con la aguamala en la playa

aguamala

CDMX, (Info To Go).- En los últimos años se han incrementado los ataques de aguamalas en las playas de nuestro país, principalmente en los estados que tienen costa con el golfo, como Tamaulipas, Veracruz y Yucatán.

Estas especies, similares a las medusas, poseen un cuerpo blando y diversos tentáculos, en los cuales almacenan una sustancia tóxica que les permite paralizar a sus presas.

“Los casos de contacto entre aguamalas y personas han ido en aumento, ya que éstas flotan a cualquier profundidad del mar y a diferentes distancias de la playa. Su picadura es dolorosa y su veneno irrita seriamente la piel. Entre las reacciones que éste provoca se encuentran ardor, comezón, hinchazón, granitos rojos o ampollas, inflamación de la lengua o los párpados, o hiperestesia, cuando cualquier contacto se siente con gran intensidad. En situaciones extremas, y tomando en cuenta la condición de salud de la persona afectada, el veneno puede producir un fallo cardiorespiratorio y llevar a la muerte”, explica Jatziri Chávez, directora del Centro Dermatológico de Alta Especialidad (CEDAE).

El efecto de la sustancia tóxica de sus tentáculos depende de la edad, peso, estado de salud, tiempo transcurrido desde el ataque y de la superficie expuesta, es decir, si la persona solo recibió una picadura en el dedo o varias en zonas del cuerpo como la espalda o el abdomen, por ejemplo. Cabe señalar que existen especies más tóxicas que otras para el ser humano.

La recuperación de su picadura puede tomar horas o semanas. “Lo primero que debe hacerse tras un ataque de aguamala es retirar los tentáculos con una toalla, guantes o pinzas para evitar ser picado de nuevo. Posteriormente debe neutralizarse el veneno, ya sea con vinagre al 10%, que ayuda a reducir el dolor y causa una mínima reacción en la piel, o con fórmulas ya preparadas, las cuales suelen contener sulfato de aluminio”, aconseja la dermatóloga Jatziri Chávez.

Otras recomendaciones que señala la especialista son procurar no rascarse ni frotar la herida, lavar ésta con agua salada y no dulce, no secarse la piel con la toalla ni ponerse arena, bañar la zona con agua helada para calmar el dolor y tomar un antihistamínico si la reacción es muy intensa. En caso de que la picadura provenga de una especie peligrosa, se requerirá forzosamente de la aplicación de un antídoto.

“Además de estar al pendiente de las señalizaciones de aguamalas en la playa, es importante no caminar rompiendo las olas, hidratar la piel antes de entrar al mar y salir del agua de manera inmediata si llegara a sentirse cualquier ardor o dolor. Las cremas solares y los trajes de baño completos pueden salvarnos de sufrir el ataque de una de estas especies”, concluye la dermatóloga Jatziri Chávez.


Ofertas para viajes