Edición noviembre 2018PetFriendly

Alimentos prohibidos para tu gato

gato

Muy a menudo tenemos la falsa idea de que lo que consumimos las personas les aportarán los mismos nutrientes a nuestras mascotas, sin embargo, casi siempre resulta contraproducente ya que muchos de nuestros alimentos son dañinos para su salud y que hay que evitarlos en su dieta.

Según la Veterinaria de Mars Petcare México, Ainare Ruiz Larracoechea debemos pensar en un alimento que cubra las necesidades de nuestro amigo, que le brinde una dieta balanceada y que, sobretodo, lo disfrute. La nutrición balanceada se logra proporcionando los nutrientes que necesitan dependiendo de la etapa de vida y ofreciendo una ración adecuada a su condición corporal.
Te decimos 6 alimentos que nunca debes darle a tu minino:

  1. Huesos y restos de carne cruda: pueden causar obstrucción o heridas en el aparato digestivo, además existe la posibilidad de que se enferme de gastroenteritis y diarrea por la presencia de la Salmonella en la carne cruda.
  2. Vísceras: su sabor suele encantarles a los gatos, pero alimentarlos con puras vísceras como el hígado o riñón pueden provocar deficiencias nutricionales que generan un desbalance en los niveles de minerales específicamente en el calcio y fósforo.
  3. Restos de pescado: Si no tenemos la certeza de que el pescado se ha manejado adecuadamente es mejor evitarlo. Este alimento representa un riesgo en la salud de un gato cuando no se encuentra en adecuadas condiciones sanitarias y de preservación.
  4. Cebolla y ajo: ¡NUNCA! Estos vegetales le pueden ocasionar un serio daño interno a nuestro minino provocando la destrucción de glóbulos rojos, encargados de la transportación del oxígeno e incluso produciríamos una alta probabilidad de causarle anemia.
  5. Lácteos: Al llegar a una edad avanzada, los gatos pierden la capacidad de digerir el azúcar natural de la leche, conocida como lactosa, por lo que puede provocarles desórdenes gastrointestinales ocasionando diarrea
  6. Huevo: Aunque los gatos necesiten fuente de proteínas en su alimentación, los huevos crudos pueden aumentar la probabilidad de infectarse de Salmonella.